lunes, 10 de noviembre de 2014

We're ¿back?, bitches!!

¿Hola?... ¿Hay alguien ahí?... Madre mía, qué desierto está esto.

No, esto no es un espejismo, realmente es un nuevo post de los Andand-O. Después de casi 8 mesazos de inactividad blogera, algo que ha sido extrañamente habitual este año en el mundillo de la orientación, he decidido rellenar unas líneas contándoos qué ha sido de nuestras vidas, y resumir la temporada ya acabada, así como las expectativas que se nos presentan para el 2015.

En primer lugar empezaré por Alberto, nuestro (ex)hombre de Élite. Hay un dicho popular que remarca aquello de que "un hombre no puede hacer dos cosas a la vez"; pues bien, parece que alguien se empeñó en demostrar que eso no era cierto, y decidió que bien podría hacer no dos, ni tres, ni cuatro.... sino doscientas a la vez. Lamentablemente, se quedó en 199 cosas, y es por eso que el próximo año le veremos pelear con los más fuertes en H21A en Liga Nacional, dejando los palizones de H-Élite para los más locos. Pero tranquilos, seguro que volverá para quedarse. Os dejo con su propia reflexión de la temporada.

Turno para Julit-O. Quizás digno merecedor del título de 'Tolai Supremo' si no fuese porque lo tengo yo.Parece que en la recta final de la temporada ha comenzado a salir de ese agujero en el que se había acomodado, donde ya tenía sofá, televisor y frigorífico. Al igual que Alberto, en su primer año de curro ha sido dificil compaginarlo todo tal y como a uno le habría gustado, pero seguro que el año que viene, ambos podrán brindarnos grandes duelos tanto el Liga Norte como en Liga Nacional. ¿Quién saldrá más veces victorioso? Lo iremos viendo.

Hablemos del jóven Saúl. "¿Quién es ese?", os preguntaréis los que hayáis entrado este año en este deporte. "Pero casi no va a las carreras, ¿no?", puede que digan otros. Pues puede que así sea, pero joder, le seguimos queriendo igual. Hablando algo más en serio (no mucho), lo que parecía que iba a ser un primer año de buenas palizas compitiendo en H21A en Nacional, así como en Élite en la Liga Norte, ha resultado traducirse en algún que otro paseo en Open Naranja. Pero tranquilos, pronto le comeremos la oreja entre todos y volverá a dejarse caer a menudo por los montes.

En cuanto al toque femenino del grupo, podría decir algo similar a lo que ya contaba de Saúl. Esta temporada hemos podido contar pocas veces con Laura, aunque no cabe duda de que las tornas cambiarán pronto. Y es que nuestra profesora favorita de matemáticas es toda una profesional, y ha optado por darle caña al doctorado en vez de aguantarnos cada fin de semana. Perfectamente entendible. Demasiado ha tardado. No obstante, que no se descuiden esas Damas 21, que cuando vuelva las adelantará por la derecha y sin intermitente, ojito.

El hombre de las piernas arqueadas. Bonito título para un thriller. Lamentablemente para la industria del cine, Mario comenzó a poner solución a este peculiar tema, por lo que empezó el año con unas buenas muletas acompañándole. Tras varios meses de recuperación, el que una vez estuvo a las puertas de subir a Élite en Liga Nacional, retomó la orientación en las categorías más sencillas, y cuanto mejor le tira la rodilla, más claro parece que durará poco tiempo en ellas. En las últimas carreras de este año ya hemos visto que la técnica no se pierde, y en cuanto recupere el ritmo y el físico perdido, volverá a competir contra gente de nivel, y no con gente como los dos patantes sobre los que me queda por hablar... 

La eterna promesa de la orientación española. El día que explote será cuando todas y cada una de las carreras del panorama mundial sean 'score', lo tenemos claro. No obstante, si miramos la clasificación de Liga Nacional de H21B, podemos ver que la cosa no le pinta tan mal a Jorge. Tras quedarse cerca del Top-10, veremos si el año que viene podemos continuar nuestro pique en la categoría. Aunque seamos serios, nuestro rollo es más bien el tema de las cervecitas de despues, buscar sitios para ponernos hasta el culo de comida, y competir por ver quién suelta la gilipollez más gorda a lo largo del fin de semana. Si diesen premios por eso, este muchacho sería la verdadera Élite.

Y cómo no, hay que cerrar este post hablando del chico más alto, más fuerte, más guapo y más modesto que conoce este deporte. Pero como no sé quien es ese desgraciado, os hablaré de mi. A las puertas de subir a H21A en Liga Nacional, algo que desde luego no me hubiera merecido por mis constantes cagadas, y con una temporada nula en la Liga Norte (y no nula de mala, nula de que ni salgo en la clasificación), esperemos que a lo largo del 2015 posea del tiempo y las ganas de las que me privó la universidad esta temporada pasada. Objetivo claro: conseguir subir de categoría en Liga Nacional, y que ni Jorge ni Mario me hunten a menudo. Y si me huntan... bueno, pues las cañas me tocará pagarlas a mí. Soportaré la carga.

Y con esto y un bizcocho, nos vemos el año que viene. Sed buenos, entrenad mucho, y cuidadito con lo que hacéis por las noches, que ese es mi terreno y os tengo vigilados. A mandar!

2 comentarios:

  1. VIejos solo no, tambien cascados, pero estoy segfuro de que todos volvereis

    ResponderEliminar